Niños: cuándo un catarro es adenovirus

//, Pediatría/Niños: cuándo un catarro es adenovirus

Niños: cuándo un catarro es adenovirus

El doctor Emilio Galdeano, infectólogo en el Hospital Rawson, explicó cuáles son los síntomas de este virus respiratorio que requiere atención médica inmediata.

 

‘El adenovirus es un virus respiratorio. Ataca a los niños más chicos y generalmente es más grave en niños de menos de un año. Es un virus de esta época del año y produce una de las infecciones respiratorias más graves de las producidas por virus. Por eso tenemos que estar pendientes los médicos y pediatras para detectarlo” aseguró a NotiSalud Emilio Galdeano, pediatra especialista en infectología infantil a cargo de esa sección en el Hospital Guillermo Rawson y subjefe del Servicio de Infectología de ese nosocomio.

Mirá la nota en video:

 

 ¿Cuáles son los síntomas de adenovirus?

Son similares al resto de las infecciones respiratorias, comienzan con un leve catarro, pero a diferencia del catarro que se va curando paulatinamente  en una semana, este no. Este comienza a empeorar en su progresión hasta que llega a los pulmones y forma neumonías virales, que generalmente requiere internación con oxigeno y soporte extra que el paciente sí o sí tiene que estar internado.

¿Cuándo concurrir al médico?

Cuando un catarro no se desenvuelve como uno normal. Siempre les decimos que esperen una semana, que un resfrío se va. Cuando es Adenovirus, el niño progresa en la tos, tiene más fiebre y aumenta la dificultad respiratoria, esto sumado a la persistencia de la fiebre, implica una alerta.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento lamentablemente  es de soporte. La mayoría de los virus se curan solos. Prevenible, solamente el Influenza de la gripe. Pero éstos virus respiratorios como se curan solos, sólo podemos hacer tratamiento de sostén: oxígeno, kinesioterapia, broncodilatadores. Eso es fundamental.

Otros artículos del dr. Galdeano.
https://www.infectologiaparapadres.com/

By | 2019-10-10T15:06:20+00:00 septiembre 20th, 2019|Infectología, Pediatría|0 Comments