COVID-19: Sanjuaninos inventaron una cápsula para transportar infectados

/, Infectología, Portada/COVID-19: Sanjuaninos inventaron una cápsula para transportar infectados

COVID-19: Sanjuaninos inventaron una cápsula para transportar infectados

“Estamos muy orgullosos” dijo a Notisalud  el bioingeniero Luis Pulenta. La cápsula es capaz de filtrar el aire que sale además de ser una barrera física que protege  al personal de salud.

Parte del equipo con uno de los prototipos que ya están en funcionamiento en el hospital local.

El Arca es el nombre de proyecto  desarrollado por el área de Ingeniería Clínica del Hospital Rawson que coordina el bioingeniero sanjuanino Luis Pulenta.  Actualmente hay cuatro en funcionamiento en el nosocomio y prevén construir 15 en total.

‘Surgió a partir de las necesidades que visualizábamos como modo de contención del Covid 19. Ha sido desarrollada especialmente para esta etapa. Está siendo utilizada, para llegar a este prototipo hemos pasado por cuatro diferentes, fue cambiando. La primera tenía soporte metálico,  era más pesada… después por la necesidad de abaratar y mantener la eficiencia, fuimos modificando la estructura, los accesos, hasta llegar al modelo que tenemos ahora. Hay cuatro funcionando en este momento en el hospital Rawson” dijo a NotiSalud Luis Pulenta.

Pulenta remarcó que el principal beneficio es  “la barrera mecánica entre persona contagiada y el personal de salud, los accesos laterales protegidos, que permite que el ingreso sea a través de la manga tipo iris, el filtrado del aire que ingresa, sale sin Covid 19 porque tiene un filtro viral bacteriano. Es liviana y fácil intercambio entre camilla y camilla. Y se pliega como una valija por lo que es fácil de guardar y de trasladar” afirmó.

Financiada por la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nacion, el equipo seguirá produciendo las cápsulas, que no sólo sirven para Covid 19 sino para cualquier infección viral o bacteriana. En el país no se construyen este tipo de barreras sino que se importan, a un costo mucho mayor  (a nivel local la producen por 100 mil pesos, importada cuesta 300 mil), y no cuentan con el innovador sistema de filtrado de aire, sino que sólo es una barrera para contener el virus.

Otra particularidad son sus accesos laterales. Eso permite  “pasar al paciente de una cama de cirugía o de internación a una camilla de forma lateral, y no en forma axial, como vimos en algunos otros prototipos, donde se lo ingresa por la punta. Además tienen accesos para procedimientos necesarios durante el transporte de tipo iris” sostuvo Pulenta.

“Queremos que se produzca, que podamos realizar las 15 que nos pidió salud pública a través del financiamiento que logramos a través de la Agencia Innovación y Desarrollo, lo que queremos es que use, es nuestro objetivo y desde Ingeniería clínica, cualquier aporte que sea tecnología en salud, nos genera mucho orgullo, no es el único proyecto que tenemos, también estamos desarrollando lámparas UV para desinfección de ambientes con Covid 19, y varios proyectos en desarrollo en forma parelela” apuntó Pulenta, que conduce el grupo que integran los bioingenieros Pablo Vázquez, Eduardo Carrasco, Leonardo Vergara, Claudio Dagata, Rocío Buenamaizon, Gonzalo Quiroga; los ingenieros Enrique Ávila y Raúl de los Ríos  y los técnicos Jorge Bustos, Jonathan Derman, Fernando Páez, Luis Cortés, Pablo Morales, Alberto Cortéz, Sergio Savoca y la empleada administrativa Ana Molina.

 

Detalles técnicos

-Se trata de una burbuja plástica de 1,80 x 55 x 50 centímetros, una cápsula que va apoyada sobre una camilla y al ser un elemento de bioseguridad, no un tratamiento o diagnóstico para el paciente no requiere ser registrada en ANMAT

 

Fuente: Ingeniería Clínica Hptal. Rawson

-La cápsula tiene un sistema de filtrado, no sólo una barrera mecánica, como puede ser un cobertor, para que no pase el virus y no exista contaminación. El aire que ingresa a la cápsula al salir del habitáculo lo hace filtrado a través de un filtro viral-bacteriano. Tiene una cantidad de 20 renovaciones de aire por hora, las necesarias para este tipo de dispositivo. Y otra característica importante es que posee ingresos laterales, no sólo para que los pacientes entren en la camilla, sino para hacer procedimientos.

-Mediante unos filtros que vienen establecidos. Son filtros absolutos, mecánicos, que aseguran un rendimiento del 99, 9 por ciento para virus y bacterias. Nosotros armamos una regla para el filtro, la cantidad de aire que tiene que circular. El filtro tiene una batería y un cargador. Cuando no lo estás usando lo desconectás. Y tenés una autonomía de dos horas. El equipo de filtrado consta de dos forzadores, una especie de ventiladores o coolers similares a los que tiene la CPU de una computadora de corriente contínua. para tener las 20 renovaciones por aire por hora.

-Esta hecha de PVC transparente, con un cierre tipo cremallera. Y el soporte mecánico se lo dan unas láminas de policarbonato. Y esos mismos soportes de policarbonato, al cerrar la cápsula, forman una maleta para el resguardo o el traslado del equipo a cualquier parte del país.

By | 2020-05-20T14:45:41+00:00 mayo 20th, 2020|Clínica Médica, Infectología, Portada|0 Comments