La importancia de trabajar el piso pélvico en el embarazo

//La importancia de trabajar el piso pélvico en el embarazo

La importancia de trabajar el piso pélvico en el embarazo

Durante la gestación y después del parto es fundamental prestar atención a la salud del piso pélvico. La licenciada Guadalupe Vega explicó por qué es importante.

El piso o suelo  pélvico es un grupo de músculos y otros tejidos que forman una especie de cabestrillo o hamaca a través de la pelvis. En la mujer, mantiene el útero, la vejiga, los intestinos y otros órganos pélvicos en su lugar para que puedan funcionar adecuadamente.

 

 

‘En el embarazo el suelo pélvico se ve muy vulnerado, tanto que nos trae muchas patologías como incontinencias o dolores lumbo pélvicos y nos condicionan’ dijo a Notisalud la licenciada en Kinesiología, especializada en esta área del cuerpo que pone hincapié en que es fundamental acompañar, con la consulta pertinente para tomar las acciones apropiadas durante toda la gestación. ‘Hay que mejorar mecánicas para sujetar con estrategias, cada mamá viene con su propia dinámica familiar, sedentarismo o hiperactividad laboral entonces hay que lograr darles un equilibrio y una armonía para evitar que el embarazo sea tan lesivo’.

Vega apunta a que el ya sea con parto normal o luego de una cesaría ‘el suelo pélvico se ve muy expuesto’; a lo que se suman factores como ‘la situación de puerperio emocional y físico,  con un sistema muscular deficitario, un sistema hormonal que no la favorece, las posturas que lactancia’ etc.

La profesional, sugiere una consulta porque ‘no rehabilitar provoca incontinencia y dolores, constipación, dolores pélvicos, dolores en las relaciones. El parto es una puerta de entrada a las disfunciones (…), ‘hay que anticiparse para dar salud a esas mujeres’, apuntó.

Vega digo que es necesario dejar de normalizar situaciones que muchas mujeres padecen o que son tomadas también como un tabú. ‘En general uno no escucha lo que avisa el cuerpo. Perder orina no es normal.  Que se escape un poquito porque no llegué al baño, que me reí y se me escapó, no es normal. La continencia es un mecanismo muy complejo, si está en déficit hay que asistir’.

También se refirió a la necesidad de generar cambios de hábitos. ‘Algunos no toman agua y después eso de fruncir y posponer genera un daño, cuando va a estornudar el músculo ya no cierra porque esta contracturado y genera esa fuga una orina. Los esfuerzos evacuatorios tan mayores también generan lesión en todos los sistemas de evacuación, se normaliza mucho y es algo a resolver’-

By | 2021-06-11T23:57:35+00:00 junio 11th, 2021|Portada|0 Comments